el Gobierno y los acreedores