El Ibex pasadas las doce del mediodía y con la mirada puesta en los 8.400 puntos en un escenario