la ausencia de Anthony Davis y el esfuerzo de James