Las cifras de la capital china con un presupuesto muy por debajo de Londres y Rio