los enfermeros y enfermeras de dos hospitales de Nueva York