O belo gol de falta de Andreas Pereira