Pero la crisis con Marruecos y el manejo de la misma a raíz de la acogida de el líder de el Frente Polisario Ibrahim Ghali en España para ser tratado de una infección por coronavirus