Pero un informe de la Asociación Estadounidense de Gastroenterología