Todo esto sin contar su involucramiento en las guerras en Libia y Siria