una curiosa correlación entre el mercado de valores y el de Bitcoin