PortadadelaCatedraldeValencia28MAG29.JPG

El Barcelona más ambicioso puede con el Valencia

Foto: Wikipedia – Portada de la Catedral de Valencia (MAG)

Quién sabe qué futuro depara a este Barcelona de Luis Enrique, aspirante todavía a los tres títulos en juego. Pero con Neymar ejerciendo ya de líder, nada resulta lejano, si se atiende a la ambición que muestran sus futbolistas ante los impedimentos y a la calidad de su santísima trinidad ofensiva. El brasileño ha dirigido y ha asistido, Messi ha marcado por dos veces y Luis Suárez ha demostrado que no hay ariete que sepa tanto de la profesión como él. Imposible para un Valencia más que digno, pero incapaz de sostener en inferioridad al Barça más ambicioso.

Dos años después de su incorporación, el Barça acordó hacer una operación que ha repetido otras veces:repatriar a un canterano formado en sus categorías inferiores. Jordi Alba, como Gerard Piqué o Cesc Fàbregas, ha vuelto para quedarse tras contratarle antes de la Eurocopa que ha ganado España ese verano. Ha sido un acierto. Después de que el añorado Tito Vilanova solicitara su vuelta, hoy no se comprende el costado zurdo sin él.

Hace 1 mes, Después de desangrar se en Europa, el Barcelona había estado a punto de menospreciar la Liga también, el domingo 19 de febrero. A un minuto del final, en un Camp Nou en armas y frente a un Leganés que no había merecido el fracaso, Neymar había arrancado un penalti a Mantovani. Messi había tirado con rabia y se había rechazado a festejar el gol de la victoria. La depresiva puesta en escena de los azulgrana no merecía siquiera una sonrisa. [Relato y estadísticas]

Valencia es un municipio y una ciudad de España, capital de la provincia homónima y de la Comunidad Valenciana.

El Valencia es un equipo que desde que Peter Lim acordara, hizo del caos su dogma que Mestalla tenía que ser una estación de relación del dinero. Dado que su adversaria era esta vez ese Barça tan camaleónico y dado a recorrer una y mil veces el sendero que lleva del infierno al cielo, el partido sólo podía disputarse en los pasillos de un manicomio.

El parte escrito al medio tiempo daba para escribir una novela. Cuatro goles, dos para cada equipo, una expulsión, y la percepción de que no habría modo humano de domar aquello.

Mangala, que en algún momento de la noche ha debido pensar que podía transformarse en héroe para el valencianismo, ha sido el primero en alzar los brazos. Mal prefacio para el chico. Ha marcado a la salida de un córner ante la nula oposición defensiva de Rakitic. Pero no ha tardado el central en evocar sus penurias. Primero, al ganarse una amarilla tras cazar a Messi en la frontal. Después, al comprender que Luis Suárez, responsable poco antes del gol del empate tras un saque de grupo que ha descosido a toda la zaga de Valencia, desaprovecharía un estirón de camiseta.

A su vez, el primero disfrutó de una campaña inicial para enmarcar, conformando un tridente denominado MVel primero disfrutó de una campaña inicial para enmarcar, conformando un tridente denominado MVP, antecesor del actual MSN, al lado de Messi y Pedro. El primero es fichaje de Joan Laporta antes de despedirse del trono culé. El primero es fichaje de Joan Laporta antes de despedirse del trono culé. En su primer curso ha anotado 23 de los 48 goles que festejó en tres años, pero Hace 6 años, una espeluznante fractura en la tibia izquierda rompió su desempeño.

La torpeza de Mangala ha parecido del todo innecesaria. Nada hubiera impedido el duelo al sol de Suárez frente al Diego Alves. Ha pagado el central francés con creces. Se lo ha expulsado y, después de que Messi marcase desde los once metros un gol con el que debía haber terminado el primer acto, ya de sendero a los vestuarios, ha escuchado el rugido del Camp Nou. No ha sido así.

El pasado verano, cuando el Barcelona confirmaba que su proyecto deportivo tenía que seguir apartandose de La Masia, ha traspasado a Sandro al Málaga y ha cedido a Munir El Haddadi al Valencia. A cambio llegaría Paco Alcácer. Después de pagar, eso sí, 30 millones de euros. Munir, a pesar de sus tremendos impedimentos para seguir creciendo, ha marcado a los azulgrana en el partido de la primera vuelta en Mestalla. También en el Camp Nou, al que solicitó perdón al firmar el 2-2 con el que se cerró el primer tiempo. Cuando toca reafirmarse, el corazón suele imponerse. Un ejemplo de cómo las cláusulas del terror, siempre rechazadas por el Barça, corrompen el fútbol.

El momentáneo empate ha dejado varias incertidumbres en el despliegue planteado por Luis Enrique. Recobró el técnico de Astumbo el mismo equipo titular con el que ha levantado el 4-0 continental frente al PSG. Por lo tanto, un once sin laterales y dispuestos en el atrevido 3-4-3. Ha habido, eso sí, una variación que no ha pasado a nadie por alto. A la hora de defender, era Rakitic quien retrocedía para transformarse en falso lateral derecho. No lo ha pasado bien el croata, aplastado en la cobertura de Mangala en el gol inaugural, y también incapaz de interpretar el pase a su espalda de Gayà, que a pesar de todo, más de uno hubiera dado por muerto al Valencia, que terminaría en el tanto de Munir. Ya no sólo por esa temporada que le mantiene en la zona de la indiferencia de la Liga, sino porque debería resistir todo un tiempo frente al Barcelona, en el Camp Nou, con sólo diez hombres. Pero recurrente técnico de urgencia cuyo trabajo pide persistencia, es que su equipo no se rompa sin remedio ante los impedimentos, si algo ha logrado Voro. La conducta de los valencianistas ha resultado encomiable, con sorpresas tan agradables como la de Carlos Soler, siempre clarividente a la hora de planear contraataques.

Diego Alves podía sacar pelotas imposibles a Messi y Neymar. Inclusive bendecir su escuadra, cuya estabilidad ha probado el brasileño. Lo que no esperaba es que, tras el último cambio de ritmo de un Ney desmelenado, sería su ex compañero André Gomes quien cerraría la noche. Lo mencionado. Nada parece ya imposible para este Barcelona.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY NEGATIVE

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>El Barcelona más ambicioso puede con el Valencia
>>>>>139 millones y muchas dudas – March 19, 2017 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Messi 0 55 PERSON 8 Messi: 4, él (referent: Messi): 1, (tacit) él/ella (referent: Messi): 3
2 Valencia 15 50 ORGANIZATION 6 un Valencia: 1, (tacit) él/ella (referent: El Valencia): 1, (tacit) él/ella (referent: el Valencia): 1, el Valencia: 2, El Valencia: 1
3 equipo 55 0 NONE 5 un equipo: 2, el mismo equipo titular: 2, su equipo: 1
4 Barcelona 0 0 ORGANIZATION 4 el Barcelona: 3, este Barcelona: 1
5 nada 25 15 NONE 3 nada: 1, Nada: 2
6 Barça 0 0 ORGANIZATION 3 (tacit) él/ella (referent: el Barça): 1, el Barça: 2
7 Gayà 0 0 PLACE 3 (tacit) él/ella (referent: Gayà): 3
8 Neymar 0 0 PERSON 3 Neymar: 3
9 Rakitic 0 0 PERSON 3 lo (referent: Rakitic): 1, Rakitic: 2
10 camino 0 0 NONE 3 el camino: 2, camino: 1