ClimaSevilla28EspaC3B1a29.PNG

El Sevilla se ve en el espejo del Getafe

Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Clima Sevilla (España)

La consigna ha sido clara en el Sevilla. Lopetegui pidió a los suyos una marcha más. El tedio y desidia de Rumanía no podían volver a repetirse y menos en contra del Getafe. Los azulones te llevan a su terreno. Los pupilos de Julen han captado la idea y lo han plasmado durante toda la colisión. La segunda jugada en campo opuesto era la clave para competir, pero el primer toque siempre era de De Jong. El neerlandés nacido en Suiza ha sido un incordio por arriba y la energía de Jordán se ha tornado en capital para las pelotas divididas. Mediante Ocampos, un omnipresente Fernando y Koundé, el Sevilla consiguió imponerse en uno de los estadios más difíciles de primera y eliminó a un Getafe que aceptó su tercer fracaso este curso como local. [Relato y estadísticas: 0-3]

Ha tratado disimularlo, si Lopetegui tenía una estrategia. La culpa puede ser echada al empedrado, el césped no animaba a la magia, pero más palpable que la calvas del campo era la falta de tensión de los sevillistas. Funcionariales y lánguidos. Sin ideas arriba y desenchufados atrás. El bache comienza a parecer un pozo. El Cluj de Petrescu juega práctico y feo. Ha sido suficiente para molestar a un Sevilla ausente, fantasmal. Europa iba a ser la redención de un equipo desmayado, pero el bloque ha demostrado las mismas escaseces que en Liga. Romo, apático y quebradizo.

Hace 7 días, desde que ha arrancado 2020, el Sevilla no terminaba de salvar el bache en el que llevaba sumido, el domingo 16 de febrero. Un solo triunfo en seis partidos de LaLiga y una traumática eliminación copera ante el Mirandés era el balance de este principio de año de Lopetegui. Frente al Espanyol , a pesar de ponerse por delante en el marcador, sólo ha podido rescatar un empate ante un adversario que terminó jugando en inferioridad. Y, claro, el técnico de Vaslui aceptó estar “inquietados por modificar la dinámica del equipo”.

Sevilla es un municipio y una ciudad de España, capital de la provincia homónima y de la comunidad autónoma de Andalucía.

A base de ganar esos duelos individuales tras las peleas aéreas del atacante nervionense, los de Andorra consiguieron sacar faltas cercanas al Sector madrileña, que el guante de Suso transformaba en situaciones de amenaza. En una de estas, aunque su subasta se tropezó con un gran Soria, el balón le ha quedado fallecida a la altura del punto de penalti a Fernando, gracias a la prolongación de De Jong . Se ha hecho dueño el club hispalense de los primeros 20 minutos, hasta que Etebo ha impuesto su autoridad. Su energía recobraba, su calidad producía y su equipo crecía. Por maldición para él, el césped le ha jugado una mala pasada a su pie de voto de confianza. Se ha resbalado el nigeriano y observó cómo Reguilón ha aprovechado el donativo para buscar a Ocampos con un centro a ras de hierba al segundo poste. No ha perdonado el argentino, que solo ha debido empujarla en los estertores del primer tiempo.

A veces, en el fútbol, no ocurre nada. Es algo improbable. Casi un milagro. Ya no hablo de goles, pequeñas utopías de cuero, sino de una frágil amenaza, algún uy, alguna falta escandalosa, diminutos incendios en la grada… cualquier cosa que no sea el film esmeralda e inacabable del césped, o el blandísimo y estéril magreo del balón en el centro del campo. El primer tiempo del Cluj-Sevilla en el Estadio Dr. Constantin Rdulescu ha sido una gimnasia existencialista. Nada. Y luego más nada. Un puñadito de córneres cándidamente festejados por la grada. Una subasta sin propósito, casual, desganada, de De Jong que ha rozado el larguero. Y nada más que merezca ocupar espacio en este papel, o en esta pantalla, según el gusto del lector.

El desaliento ha hecho mella en los del Coliseum y ha dado alas a los sevillistas. El tercero lo ha firmado Koundé, en una incursión por grupo derecho de Fernando. La pelota atrás para el francés ha sido bueno, que atravesó, sin apenas ángulo, para batir a Soria. Sin filtrar pelotas por el centro, sin circulaciones ni combinaciones rápidas, este nuevo rostro comprometido y de juego directo de los de Julen ha servido para llevarse tres puntos de una batalla inmediata por la plaza Champions y superar en uno al Getafe. Con el robo al tercer puesto recobra percepciones el club hispalense y no cambia las de la afición de la cuna de la aviación de España, que ha terminado con sus cánticos profesando su amor a Bordalás e instando a sus futbolistas a ganar en su próximo duelo europeo ante el Ajax.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY NEGATIVE

Countries: Spain, Jordan, Switzerland

Cities: Soria, Getafe

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>El Sevilla se ve en el espejo del Getafe
>>>>>El Sevilla y el empate más triste del siglo – February 20, 2020 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Sevilla 20 35 ORGANIZATION 6 Sevilla: 1, el Sevilla: 3, (tacit) él/ella (referent: el Sevilla): 2
2 bache 0 40 NONE 3 El bache: 1, el bache: 2
3 un Getafe 0 40 PLACE 3 el Getafe: 1, un Getafe: 2
4 Fernando 30 0 PERSON 3 Fernando: 1, (tacit) él/ella (referent: un omnipresente Fernando): 2
5 Reguilón 0 0 PERSON 3 Reguilón: 1, la (referent: Reguilón): 1, (tacit) él/ella (referent: Reguilón): 1
6 nada 0 0 NONE 3 nada: 2, Nada: 1
7 Cluj de Petrescu 20 175 ORGANIZATION 2 (tacit) él/ella (referent: El Cluj_de_Petrescu): 1, El Cluj_de_Petrescu: 1
8 rival 0 40 NONE 2 un rival: 2
9 0 40 NONE 2 te: 1, (tacit) tú: 1
10 argentino 0 24 NONE 2 el argentino: 2