JinwanPlaza2CHaiheRiver2CTianjin.jpg

Decenas de bomberos continúan desaparecidos tras las explosiones de Tianjin

Las explosiones del miércoles en el puerto chino de Tianjin, el décimo del mundo, podrían transformarse en uno de los accidentes industriales más mortíferos de la historia de China. Las autoridades municipales confirmaron hoy la muerte de 112 personas y revelaron que 95 continúan desaparecidas, entre ellas 85 bomberos. Más de 700 residentes continúan entrados, 58 en estado grave.

Tianjín es un municipio de la República Popular de China con rango equivalente al de una provincia.

Nueve unidades de bomberos -cada unidad está compuesta de 25 personas- contestaron el miércoles a un aviso inicial de incendio en los almacenes de la empresa Ruihai Logistics International, en el parque industrial de Binhai, en las afueras de Tianjin. Unos 40 minutos más tarde dos explosiones fueron producidas , con medio minuto de diferencia y una potencia conjunta de aproximadamente 24 toneladas de TNT.

Según publica el diario oficial Diario de Ciencia y Tecnología, un equipo militar de 217 expertos en sustancias químicas localizó cantidades de cianuro de sodio, una materia altamente tóxica, esparcidas entre los restos de la región de la explosión. Otros 1.100 soldados se centran en la búsqueda de supervivientes. El diario Beijing News publicó que el almacén guardaba 700 toneladas de este producto, que se emplea en la extracción de oro, entre otros usos. Las autoridades chinas no confirmaron el volumen que había en los contenedores.

Desde la pasada noche se encuentra en el terreno un equipo militar especialista en productos químicos, biológicos y nucleares para inspeccionar la situación. Uno de los 19 bomberos es encontrado a Zhou Ti de 19 años que permanecían desaparecidos tras la explosión, Zhou Ti, de 19 años, este viernes con vida, según ha aclarado el Departamento de Seguridad Pública de Tianjin.

Las autoridades tampoco facilitaron una información clara sobre la presencia de materias tóxicas en el aire o en el agua y su nivel de peligrosidad. En una rueda de prensa, los responsables del Ayuntamiento insistieron en que las concentraciones de elementos perjudiciales para la salud permanecen dentro de los niveles considerados tolerables para la salud. También aseguran que las cantidades que se hayan podido filtrar de cianuro de sodio son muy pequeñas, y que no hay peligro de que el agua que se haya podido contaminar llegue al suministro. Pero los equipos presentes en la región trabajan con máscaras antigás y uniformes protectores. La agencia oficial de noticias Xinhua publicó el sábado que se había declarado una zona de exclusión de 3 kilómetros a la redonda en torno al epicentro de la explosión, una información que desmintió posteriormente.

En una rueda de prensa, las autoridades locales de Tianjin indicaron que aún no se pudo confirmar la composición ni la cantidad de los productos que había en el almacén, aunque sí se determinó que había algunos inflamables.”Todavía hay productos químicos indeterminados que pueden explotar o arder, por lo que es difícil limpiar y controlar” el área, aseguró el director del Cuerpo de Bomberos de Tianjin, Zhou Tian.Zhou Tian informó el viernes en rueda de prensa que cuando las primeras brigadas llegaban al sitio, las explosiones sucedieron justo. Zhou Tian es el jefe del Departamento de Bomberos de Tianjin. Ha señalado: “Las posibilidades de escapar eran nulas, por eso hay tantas víctimas”. “Ahora estamos haciendo todo lo probable para rescatar a los desaparecidos”.

El régimen comunista chino corrió a censurar las informaciones críticas del desastre. Este fin de semana anunció la clausura de 50 páginas web que “suscitaban el pánico al publicar información no verificada o permitir que sus usuarios esparciesen chismes sin ninguna base”. Previamente, la Administración China del Ciberespacio había bloqueado 360 cuentas en las redes sociales por motivos similares. Es una práctica habitual en casos de desastre en China, donde las autoridades temen cualquier incidente que pueda alterar la estabilidad social, su prioridad absoluta.

El ciberespacio o el ciberinfinito es una realidad simulada que se encuentra implementada dentro de los computadora y de las redes digitales de todo el mundo.

El sábado, el presidente chino, Xi Jinping, instó a aprender de las “extremadamente profundas lecciones” que deja el accidente. En una instrucción por escrito, Xi aceptó que las explosiones de Tianjin y otros incidentes graves previos han puesto de relieve problemas serios en lo que respecta a la seguridad laboral en el país. Las autoridades tienen que dar prioridad siempre al “desarrollo sensato”, ha insistido el presidente chino, citado por Xinhua.

El Consejo de Estado, el Ejecutivo chino, ha convocado una teleconferencia de nivel nacional para lanzar una inspección en todo el territorio del país de las condiciones de seguridad en los sectores del transporte público, puertos y manejo de explosivos y materias peligrosas, entre otras áreas.

Según los expertos, es una reacción del agua que han empleado los bomberos con el carburo de calcio, hasta ahora las autoridades no confirmaron qué ocasionó los estallidos en Tianjin, a 120 kilómetros de Pekín, aunque la causa más posible , una de las materias que se almacenaba en los contenedores.