EldiputadosocialistaPedroSC3A1nchezenenerode2014.jpg

El PSOE encuentra un presidente y el PP se queda huérfano

Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – El diputado socialista Pedro Sánchez en enero de 2014

Una semana bastó para la evaporación de Mariano Rajoy -protagonista principal de las últimas decenios de la política de España- y la entronización de Pedro Sánchez y su Gobierno feminista, cósmico, europeísta y televisivo. No se pueden solicitar más emociones políticas en tan poco tiempo. El goteo de designaciones de ministras y ministros dio un aire de carrusel con efectos especiales al frente de un cosmonauta y una celebrity como traca final. Iban saliendo a escena los nombres como en la gala de los Oscar. De “el PSOE de Pedro Sánchez” pasamos a “el PSOE es Pedro Sánchez”.

Pedro Sánchez Pérez-Castejón es un político y economista español, presidente del Gobierno de España desde 2018.

Ni barones, ni baronesas, ni equilibrios territoriales, ni notables, ni figuras históricas, ni gaitas. Cuando le fuese probable, el nuevo presidente del Gobierno llevaba la lista de sus ministras y ministros en la cabeza desde su inalterable y rotunda determinación de ir a vivir a La Moncloa. Por medio de elecciones o moción de censura. Si Podemos, Compromís, PDeCAT, ERC, PNV y Bildu no se hubieran puesto de acuerdo en echar a Rajoy, es verdad que la lista seguiría aún en su cabeza. Lo cual implicaba, necesariamente, escogerle a él presidente del Gobierno. A Sánchez le llevaron en volandas a La Moncloa.

Opuesto a lo que sostienen, de forma terca, PP y Ciudadanos, el presidente del Gobierno no acordó nada con los que eligieron sí a su moción de censura. La prueba es su Gobierno. El Consejo de Ministras y Ministros es de Pedro Sánchez. Pero algunas carteras han sido ocupadas por personas muy del agrado de Albert Rivera. Y el ministro del Interior , el PP. , cortejaba a Fernando Grande-Marlaska El mensaje del presidente dejó fuera de foco a Podemos, su principal aliado parlamentario. Las cosas claras. Ni un guiño, ni medio guiño, ni un cuarto de guiño a Pablo Iglesias a la hora de designar su Gobierno.

El Gobierno de Sánchez cayó de pie. De buen pie. La prensa internacional se ha rendido a su encanto feminista. España es la nación del mundo con más ministras, lo cual significa que el presidente Sánchez leyó correctamente el gran cambio social de la época. Si no fuese por comparación con el Gobierno saliente de Mariano Rajoy, no se comprendería la pasión de la izquierda social con este Gobierno y el afecto con la que ha sido albergado por la derecha moderada.

“Vuelve la ilusión”, era el lema con el que Josep Borrell -flamante ministro de Exteriores- le ha ganado las primarias al felipismo tras el fracaso del PSOE en el 96. Sánchez pretende recobrar también la ilusión del retorno de los votos perdidos. Con unas gotas de esencia concentrada del ZP que ha encandilado a la izquierda a base de optimismo. Sánchez ha usado la misma fórmula de sus antecesores en La Moncloa. Hacer lo opuesto de los que les antecedieron. Aznar ha hecho lo opuesto que González. Zapatero ha hecho lo opuesto que Aznar. Rajoy ha hecho lo opuesto que Zapatero. Y Sánchez hace lo opuesto que Rajoy. Aunque en el fondo quieren, mientras, hace sólo una semana que Mariano Rajoy, que vino a ser como ese papá algo pasado de moda que tiene la casa en apariencia ordenada con su propio orden, al que los hijos obedecen que les deje libres, comunicó su declinación como presidente del PP y ya casi nadie se decide de él. La rapidez del olvido es la marca de los tiempos. Hace menos de dos meses, Cristina Cifuentes era presidenta de Madrid y aspirante a liderar el PP y ahora parece que nunca ha existido. La retirada de Rajoy a su vida privada dejó huérfano al PP. Como quieran, sin embargo, cuando el papá -por fin- les da la libertad de ordenar la casa -qué tabiques tirar y cuáles mantener- no saben muy bien qué hacer con esa libertad. El PP perdió a su líder de los últimos 14 años y se quedó huérfano de las instrucciones de su presidente, que le permitían transitar por la política unido y cómodamente. Se hacía lo que mandaba Rajoy, y punto. El todavía presidente del PP no dejó testamento sobre cómo ha de distribuirse la herencia, ni tiene propósito de meterse en nada de lo que ocurra de aquí al congreso. Un compromiso que nadie duda que va a cumplir.

Allí está el principal impedimento del partido. En el pasado, los líderes salientes -Manuel Fraga y José María Aznar- habían dejado muy clara la primogenitura. El PP no ha tenido más trabajo que asumir a los sucesores, aplaudirles y obedecerles. Ahora es distinto. En el último congreso del partido se han aprobado unas reglas internas para escoger al líder en un sistema de primarias a dos vueltas. En los últimos días, hay muchos dirigentes del PP que se lamentan: “Maldita la hora en la que aprobamos ese sistema de elección. No está en nuestra cultura, nosotros no somos el PSOE. Los militantes están despistados. Si hay varios candidatos, el partido se puede fraccionar “.

El PP se sumió en la intranquilidad, la preocupación, la inquietud, la intranquilidad y el silencio, desde que Mariano Rajoy comunicó su marcha. Silencio hacia el exterior. Estado de nervios en el interior. El desde que comunicó su declinación, aún presidente se mantuvo en silencio. La primera causa de la intranquilidad interna es el momento escogido por Rajoy para irse. Pilló a todos con el pie modificado. Nadie esperaba que se fuese tan pronto. El almanaque previsto por todos era de unos meses de margen para ordenar el procedimiento de secuencia. No fue así. Rajoy se fue de golpe y porrazo.

La segunda causa de la intranquilidad es que el principal candidato a la secuencia, Alberto Núñez Feijóo, se lo está pensando. Al presidente de la Xunta de Galicia también le sorprendió la rapidez con la que Rajoy ha mencionado despedida. Esperaba que le dejase un margen de tiempo para prepararse. Mientras tanto, las dos dirigentes que acompañaron a Mariano Rajoy en los últimos años, María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría, tampoco dan señales de tener muy claro lo que quieren, o lo que dejan de querer. Tal vez lo único que quieren es seguir, pero no saben cómo.

El silencio de Núñez Feijóo y el rostro de susto que luce en sus apariciones públicas mantiene en la intranquilidad al partido en su grupo. Es curioso. Todo el mundo daba por suceso que el líder del PP de Gallede Galle llevaba tiempo esperando el momento de dar la batalla por el mando nacional. Sin embargo, según las personas que pudieron hablar con él, lo que transmitió estos días es que no lo tiene del todo claro. La mayoría de los consultados cree que finalmente va a dar el paso porque mucha gente se lo ha solicitado, se lo solicita y se lo va a seguir solicitando. Su primer hijo aún no cumplió un año- para mantener en la incertidumbre los detalles de su presentación formal como candidato, aunque él argumenta causas de tipo personal -.

“Alberto no lo tiene acordado, es verdad que se lo está pensando. Aseguran los que le conocen, aunque por responsabilidad hacia el partido seguramente va a dar el paso”. No dispone de mucho tiempo para pensarlo, ya que este mismo lunes la Junta Directiva del PPconvocará el congreso y va a abrir el procedimiento de elección del presidente.

Sobre junto con Mariano Rajoy, se encontraría ejercer cierto papel de árbitro, si podría presentarse pese a que como secretaria general entre sus tareas aseguró que “él/ella Sobre si podría presentarse pese a que como secretaria general entre sus tareas, junto con Mariano Rajoy, se encontraría ejercer cierto papel de árbitro que “el proceso no menciona pero debe estar impregnado por el sentido común”. aseguró: “Sea compatible o incompatible”. pero debe estar impregnado por el sentido común”. En todo caso lo natural es que dejase su puesto, si quisiera elegir a la Presidencia de PP. La Junta Directiva nominará el lunes al Comité Organizador.El PP enfrenta esta mañana una cita decisiva para su futuro inmediato con la reunión del Comité Ejecutivo Nacional en la que, en contra de todo pronóstico, Mariano Rajoy comparece en abierto. La determinación es totalmente infrecuente ya que sólo son públicos sus discursos cuando se convoca la Junta Directiva. Por ello la expectación en estos momentos en el partido es máxima.

Hace 8 días, se investía a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno de España, un día después de la destitución de su predecesor, Mariano Rajoy, tras perder una moción de censura.

El estado de ánimo general de los dirigentes es que lo mejor sería una única candidatura respecto del presidente de Galle. Así se impediría el lío interno -inédito en el PP- de tener que escoger entre varias opciones. Hay miedo a la separación, ya que en el PP esta palabra es sinónimo del aniquilamiento del centroderecha antes de la llegada de José María Aznar. Cuando horas después de la despedida de Rajoy ha aprovechado la presentación de un libro para clavarle sus insultos por la espalda, el ex presidente de honor ha alcanzado la cúspide de la vergüenza general. Aunque hace tiempo que en el PP ya no se escucha a Aznar.

En este sentido no se cierra a la posibilidad de que concurran varias candidatos. Con 100 avales cualquier militante que esté al corriente de cuotas se puede presentar. La secretaria general recordó, que a nivel regional, en algunos congresos autonómicos hubo “varias candidaturas y se salió muy fortalecido”. “No está en peligro ni la unidad ni la supervivencia del PP”.

Pero no todo el mundo coincide en que lo mejor sea sólo un candidato. “Estamos ante un previamente y un después. La situación política ha modificado con el Gobierno de Sánchez, que nos lo pone muy difícil. Hace falta una refundación del partido y eso no puede hacerse sin someternos a una purga purificadora. Un pasteleo de los notables respecto de un nombre, sin una competición abierta y transparente, en la que hablen los militantes, va a ser perjudicial para salir del orificio en el que estamos. Los tiempos han modificado y aquí parece que nadie quiere darse cuenta”, asegura un parlamentario.

Otras personas vinculadas al PP van más lejos. “Llevamos 30 años sin democracia interna. Los militantes del PP también se ilusionan participando en la elección de sus líderes. Es un error mencionarles que es democracia interna que los barones y los notables les den hecha una candidatura de consenso. Va en contra de la lógica social y política de la España actual”.

En todo caso, la realidad es que todo el partido puso su mirada expectante en Alberto Núñez Feijóo, el candidato que concita más consenso interno. “, el líder de Galle va a concurrir a la elección de presidente del PP con su propio equipo, si finalmente da el paso”, aseguran Las personas que le conocen. “Feijóo no es ningún revolucionario, pero sí aspira a modificar el partido. A pasar la página para que el PP se reconcilie con ese 30% de votantes que nos respaldaron en las últimas elecciones. Garantiza la integración de todos y va a formar un equipo de dirección nuevo”.

“El presidente de Galle no tiene propósito de incorporar a su probable candidatura a las dos mujeres más poderosas del PP de Rajoy: María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría”, aseguran Ambas. Ambas guardaron el mismo silencio en público que el resto de los dirigentes del PP, aunque han aparecido plataformas para respaldarlas en las redes sociales.

En las redes sociales -Twitter e Instragram- se creó una cuenta de voto de confianza a Sáenz de Santamaría YoConSorayaPP bajo el epígrafe global de Soraya Presidenta PP. En el partido se reconoce la relevancia de ser el primer en comunicar sus propósitos de cambiar a Mariano Rajoy porque puede tener un efecto arrastre.

Si existe en el PP alguien parecido a Zapatero o a Pedro Sánchez dispuesto a lanzarse a la carrera, la pregunta que muchos dirigentes se hacen es, y a la carretera, para buscar el voto de la militancia. De momento, no se estima. Los chismes respecto de una hipotética candidatura del ex ministro Íñigo de la Serna casi nadie se los toma en serio.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

Countries: Spain

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>El PSOE encuentra un presidente y el PP se queda huérfano
>>>>>Cospedal no se descarta para liderar el PP tras el adiós de Rajoy: “No es el momento de hablar de ese tema” – June 06, 2018 (El Mundo)
>>>>>>>>>Alberto Núñez Feijóo, el sucesor de Rajoy que más apoyo interno suscita en el PP – June 06, 2018 (El Mundo)
>>>>>>>>>>>>>Las quinielas de la sucesión de Rajoy en el PP: Feijóo, Santamaría o Cospedal – June 05, 2018 (El Mundo)
>>>>>>>>>>>>>>>>>Claves para entender la moción de censura a Rajoy en España – (CNN en español)
>>>>>>>>>>>>>>>>>Expectación total en el PP ante los anuncios de Rajoy – June 05, 2018 (El Mundo)
>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>Pedro Sánchez jura como presidente del Gobierno español: estos son los desafíos que enfrenta – June 02, 2018 (CNN en español)
>>>>>>>>>>>>>Margallo promete que hará “todo lo posible” para que Santamaría no sea portavoz del PP en el Congreso – June 04, 2018 (El Mundo)
>>>>>>>>>Mariano Rajoy se viste de víctima para su despedida – June 06, 2018 (El Mundo)
>>>>>>>>>>>>>Mariano Rajoy, la última víctima de la maldición de La Moncloa – June 05, 2018 (El Mundo)
>>>>>Nace en las redes sociales una plataforma de apoyo a la candidatura de Santamaría para liderar el PP – June 08, 2018 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Mariano Rajoy 55 0 PERSON 18 él (referent: Mariano_Rajoy): 1, lo (referent: Rajoy): 1, Rajoy: 6, Mariano_Rajoy: 8, (tacit) él/ella (referent: Mariano_Rajoy): 2
2 PP 40 55 ORGANIZATION 12 el PP: 7, PP: 1, El PP: 3, (tacit) él/ella (referent: El PP): 1
3 Pedro Sánchez 11 0 PERSON 10 Pedro_Sánchez dispuesto: 1, el presidente Sánchez: 1, Pedro_Sánchez_Pérez-Castejón: 1, Pedro_Sánchez: 3, Sánchez: 4
4 nosotros 50 0 NONE 8 nosotros: 1, (tacit) nosotros/nosotras: 5, nos: 2
5 personas 0 0 NONE 7 Las personas: 2, Otras personas vinculadas: 1, las personas: 3, personas: 1
6 nadie 0 0 NONE 5 nadie: 4, Nadie: 1
7 partido 0 0 NONE 5 todo el partido: 1, el partido: 3, El partido: 1
8 su Gobierno feminista cósmico europeísta y televisivo 0 0 PERSON 5 su Gobierno feminista cósmico europeísta y televisivo: 1, el Gobierno español: 1, el Gobierno saliente de Mariano_Rajoy: 1, su Gobierno: 1, este Gobierno: 1
9 presidente 0 40 NONE 4 el presidente gallego: 2, presidente: 2
10 Dolores de Cospedal 0 20 PERSON 4 Íñigo_de_la_Serna: 1, El Gobierno_de_Sánchez: 1, lo (referent: el Gobierno_de_Sánchez): 1, el Gobierno_de_Sánchez: 1