CifradodeWhatsApp.png

‘Ghosting’, ‘benching’ y ‘zombing': el diccionario ‘millennial’ de las rupturas

Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Cifrado de WhatsApp

Poner fin a un vínculo no es fácil. Máxime cuando no hubo ningún detonante claro que haga vaticinar a la otra parte que se terminó lo que se daba. Cuando llega el momento de dar el paso, es en estos casos y comunicar que lo mejor es que cada uno siga por su lado, cuando de verdad la calidad humana es vista del que deja.

Al menos, así era hasta el momento. Ya que en este asunto, como en casi todos los relacionados con la comunicación, los paradigmas se están quedando cada vez más caducos conforme las nuevas tecnologías van introduciéndose de a poco en nuestras vidas. Algo especialmente visible en los millennials, que no dejan de redefinir conceptos tan clásicos como el de “ligar”. Y es que, para ellos, el arte de flirtear poco o nada tiene que ver con aquel cortejo cara a cara que, a buen seguro, sus progenitores han hecho servir en algún momento antes de traerlos al mundo.

Hace 7 días, como todos, iba a ser – salvo para aquellos pocos que ese día recuerden algún aniversario alegre, entre los cuales se encuentra este cronista – una jornada triste por la conmemoración de los horribles atentados de Madrid que hace 14 años han ensombrecido nuestras vidas, este 11 de marzo y modificaron la Historia de España. Pero, adicionalmente, el domingo nos ha caído encima una pena agregada, la del momento, la del hallazgo en el maletero de un coche del cuerpo de Gabriel, el nene desaparecido de cuya fortuna llevaba el nación pendiente desde hacía casi dos semanas.

Si querías hablar de feminismo, el jueves 08 de marzo « vete a Twitter» y si eras feminista o «planchabragas» -en lengua forocochero, el hombre que hacía tareas de la casa o cuidaba hijos- «a fregar». Cuando conseguía entrar a Forocoches -dificultosa tarea si no tenías invitación, esto era lo más suave que encontraba una – y se tropezaba con el primer hilo relacionado con mujeres.

Ahora, cuentan, se liga siguiendo en Twitter, escribiendo en el muro en Facebook, dando “me gusta” a fotografías en Instagram y, por supuesto, manteniendo diálogos llenos de emojis por WhatsApp hasta altas horas de la madrugada. Las cartas, las llamadas y hasta los cafés, parecen cada vez más demodés. En este contexto, no es de extrañar que, del mismo modo que están haciendo con la forma en la que ligan, a la hora de dejar a sus parejas recurran también a novedosos planes. Algunas, al menos desde fuera, de una más que incierta calidad humana.

WhatsApp es una aplicación de mensajería instantánea para teléfonos inteligentes, que envía y recibe mensajes por medio de Internet, complementando servicios de correo electrónico, mensajería instantánea, servicio de mensajes cortos o sistema de mensajería multimedia.

Instagram es una red social y aplicación para subir fotografías y vídeos.

Una de las que más está dando que hablar es el ghosting. Una forma de poner el punto y final al vínculo de lo más abrupta y cobarde. Los que la practican, de un día para otro, dejan de responder a las llamadas y a los mensajes, bloquean al dejado en las redes sociales y se marchan de su vida sin dar ninguna explicación.

A su vez, ¿Queremos terminar con las noticias falsas? Entonces tenemos que terminar con el consumo insano de información digital. No se trata de leer sólo diarios. No es una dificultad política ni lo va a resolver la Unión Europea con ningún informe. Es cuestión de aprender a consumir noticias de forma sensata.

Una de los pocos sondeos realizados sobre esta conducta revelaba que una de cada cuatro mujeres y uno de cada tres hombres habría tanto practicado como padecido ghosting en alguna oportunidad. Una cifra que cuando se trataba de vínculos fugaces hasta ubicarse en el 80%, incrementaba de forma considerable, tal y como reconocían en su día los usuarios del portal de citas Plenty of Fish.

Tampoco se queda atrás en términos de atrocidad el benching o retirada gradual del contacto en las redes sociales mientras, en paralelo, se comienza a labrar en otros campos en busca de una floreciente ilusión.

El seguidor del benching no tiene vergüenza alguno en echar mano del banquillo y recobrar la comunicación con la persona apestada, cuando este trabajo en la sombra no cuaja. Algo que va a hacer para ir tirando y, a todas luces, hasta que algo que le genere mayor interés surja de nuevo por el horizonte.

La víctima va a ir de nuevo al banco, si esto ocurre. Eso sí, no va a ser hasta que pueda confirmar que la jugada le salió redonda hasta que le comunique definitivamente que lo suyo es historia.

Como algunos especialistas en estas nuevas formas de ruptura han podido verificar, el benching es propio de personas manipuladoras y egoístas. Para ellos, el benching es peor que el ghosting , ya que aún con dolor, es probable rehacer tu vida, cuando alguien desaparece de sopetón. Sin embargo, cuando alguien va desapareciendo paulatinamente pero no llega nunca a marcharse del todo, el daño psicológico que se produce es mucho mayor.

Una variación del benching que también parece estar haciéndose un hueco entre algunos millennials es el conocido como breadcrumbing. Consiste en tontear con un tercero por entretenimiento y sin ninguno propósito real de llegar a concretar nada de nada. No se puede hablar de infidelidad ya que se describe porque el que lo practica lo hace como un mero hobbies, según indican sus defensores.

En decisiva, lo que los calienta… vinieron haciendo toda la vida, pero ahora a través de un riesgoso juego que se desarrolla exclusivamente en el terreno de las redes sociales y sin que haya tenido que existir necesariamente un contacto físico previo. No obstante, muchas víctimas del breadcrumbing creen que este tipo de microinfidelidades tienen como último fin encontrar a alguien que les cambie.

Farhad Manjoo, periodista de The New York Times especializada en los efectos de la tecnología en la sociedad, ha pasados dos meses sin leer noticias digitales. Sólo se ha comunicado a través de prensa escrita.

Otra conducta de este tipo que cada vez parece estar seduciendo a más millennials es el zombing. Se produce cuando, tras un tiempo sin dar señales de vida, la persona con la que quedamos en stand by y creíamos desaparecida reaparece inesperadamente a través de mensajes en las redes sociales dejando observaciones, likes o comenzando un diálogo por WhatsApp.

Mea culpa’, aunque a veces es el primer paso para entonar el ‘ y recobrar el tiempo perdido, a menudo es sólo una mera llamada al apareamiento o, inclusive, una forma más de acoso que tiene como único propósito evitar que rehagas tu vida. Un modo sui géneris de quebrar que, como las anteriores, termina por transformarse en todo un martirio para quienes la padecen.

Según la de Estados Unidos, “esto, además de transportar serias consecuencias emocionales en el momento, predispone a la gente a acostumbrarse a la idea de que puede ser ignorada, y por tanto, de que puede tratar así también a los demás”. Parece que esa otro rostro de la revolución tecnológica de la que los sociólogos nos venían previniendo se está haciendo cada vez más visible.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: NEUTRAL

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>’Ghosting’, ‘benching’ y ‘zombing': el diccionario ‘millennial’ de las rupturas
>>>>>Las noticias falsas existen por tu culpa (y por la mía) – March 13, 2018 (El Mundo)
>>>>>>>>>En Twitter las mentiras prenden como reguero de pólvora – March 09, 2018 (Forbes Mexico)
>>>>>’Zeitgeist’, muerte, medios, redes sociales – March 13, 2018 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 nosotros/nosotras 0 40 NONE 6 (tacit) nosotros/nosotras: 4, nos: 2
2 WhatsApp 0 0 PERSON 6 (tacit) él/ella (referent: WhatsApp): 3, WhatsApp: 3
3 0 0 NONE 6 te: 1, (tacit) tú: 5
4 algo 0 0 NONE 5 Algo y evidentemente: 3, algo: 2
5 vez 0 50 NONE 4 cada vez más demodés: 1, cada vez más obsoletos: 1, su vez: 1, cada vez más visible: 1
6 yo 20 0 NONE 4 me: 1, (tacit) yo: 3
7 esto 0 0 NONE 4 Esto: 2, esto: 2
8 la gente 0 1 NONE 3 (tacit) él/ella (referent: la gente): 3
9 forma 20 0 NONE 3 una forma: 1, forma considerable: 1, la forma: 1
10 Instagram 0 0 PERSON 3 (tacit) él/ella (referent: Instagram): 1, Instagram: 2