La violencia y la carencia de medicinas en Venezuela alcanzan las cifras de una nación en guerra

La realidad y sus cifras son tozudas, aunque el Gobierno de Nicolás Maduro se empeñe en taparlas. Un estudio de una ONG mexicana reveló que Caracas ha sido en 2015 la ciudad más violenta del mundo, con casi 120 asesinatos por cada 100.000 habitantes, por encima de la hondureña San Pedro Sula, que ostentaba el penoso honor. En medio de este panorama de inseguridad, desabastecimiento de medicinas y productos básicos, la Federación Farmacéutica de Venezuela termina de alertar sobre una «crisis humanitaria» en una área que padece una carencia de medicamentos de la 80%.

A pesar de la crudeza de algunos testimonios de familiares afectados por la carencia de medicamentos, la bancada oficialista ha defendido su trabajo en materia de la área salud, asegurando que con la puesta en marcha de los programas que el expresidente Hugo Chávez ha activado en esta área; muchas personas entraron por primera vez a un consulta médica o a alguna prueba especializada.En Venezuela la falta de medicamentos afecta a decenas de enfermos, quienes al lado de sus familiares, tienen que realizar largos recorridos por farmacias para encontrar hasta los productos más básicos. Las redes sociales están colmadas de personas que exhiben su triste realidad.A pesar de la crudeza de algunos testimonios de familiares afectados por la carencia de medicamentos, la bancada oficialista ha defendido su trabajo en materia de la área salud, asegurando que con la puesta en marcha de los programas que el expresidente Hugo Chávez ha activado en esta área; muchas personas entraron por primera vez a un consulta médica o a alguna prueba especializada.

Como hace con los indicadores económicos del Banco Central de Venezuela desde hace un año, el Ejecutivo venezolano lleva diez años tapando las cifras sobre violencia. Según la ONG Observatorio Venezolano de la Violencia, en 2014 25.000 muertes violentas fueron producidas 25.000 muertes violentas y en 2015 más de 27.000. En 17 años de chavismo, el Gobierno ha comunicado unas veintidós estrategias de seguridad, pero ninguno funcionó. La derrota en materia de seguridad derivó en más de 259.000 homicidios en este tiempo, una cifra propia de una nación en guerra o en manos del hampa.

El convicto conocido fue despedido como” El Conejo” el pasado lunes con salvas de armas de guerra por sus compañeros de cárcel en la isla de Margarita. Se llamaba Teófilo Cazorla Rodríguez y era el «pran» preferido de la ministra de Prisiones, Iris Varela, como se ve en una reciente fotografía que se ha tomado en su celda y que no desmintió. El Conejo fue asesinado a El Conejo””, bajo tercer grado en la cárcel de San Antonio, en la madrugada del domingo al salir de una discoteca en Margarita que compite con Caracas en violencia,.

Un estudio de la ONG mexicana Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal situó a la capital venezolana en el primer lugar de la lista de las 50 urbes más violentas del mundo, con una tasa de 119,87 homicidios por cada 100.000 habitantes y un total de 3.946 muertes violentas.

A la inseguridad la crisis de la salud es agregada. El desabastecimiento de medicinas y equipos médicos por falta de divisas para importar llevó a la Asamblea Nacional a declarar en la sesión parlamentaria de este martes que la área padece una «crisis humanitaria». Francisco Ceballos ha cifrado en 4.000 millones de dólares la deuda del Gobierno con la área. Francisco Ceballos es presidente de la Federación Farmacéutica de Venezuela.

El diputado Carlos Valero, secretario nacional de activismo de Un Nuevo Tiempo ha señalado: «Las cifras de carencia de medicamentos son las de una nación en guerra». La diputada por Aragua Dinorah Figuera anticipó que la oposición rechaza «el secretismo» que el Gobierno mantiene sobre las epidemias. El diputado José Manuel Olivares ha recalcado este martes que la crisis de salud es aumentada por el desabastecimiento de agua, lo que favorece la sarna y la reproducción del mosquito que difunde el virus zika, así como el incremento de los casos de tuberculosis y malaria.

Por generaron la desesperación y el miedo en los venezolanos, si esto fuese poco, la carencia de comidas y la hiperinflación de las comidas básicas. En las colas kilométricas se producen avalanchas con heridos y víctimas de infarto cuando la salida es comunicada a la venta de algún producto escaso como pollo, huevos, leche, arroz, margarina y papel higiénico. La inflación media de las comidas es del 30% mensual, por lo tanto, de 1% periódico, según Cendas . Extraoficialmente el valor del vida en Venezuela durante 2015 ha subido al 270% y este año sería del 720%, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional .

Sentiment score: SLIGHTLY NEGATIVE

Countries: Venezuela

Cities: Isla Margarita, Caracas

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>La violencia y la carencia de medicinas en Venezuela alcanzan las cifras de una nación en guerra
>>>>>Parlamento venezolano declara Crisis Humanitaria en el sector salud – (Diario de las Americas)
>>>>>Parlamento venezolano declara Crisis Humanitaria en el sector salud, pese a abstención del oficialismo – (Diario de las Americas)