UCRCC3B3rdobaAlfonsC3ADn20090401.jpg

Los sindicatos argentinos muestran su poder con una marcha masiva en contra de Macri

Foto: Wikipedia – UCR C%C3%B3rdoba Alfons%C3%ADn 2009-04-01

Si hay algo que distingue a Argentina del resto de Latinoamérica e inclusive de Europa, es la enorme fuerza de sus sindicatos. Líderes eternos, controversial, con pasados oscuros, que llevan 30 años al frente de sus centrales, como Hugo Moyano, jefe de los camioneros. Son tan fuertes que todos los gobiernos se les aproximan. Es lo que ha hecho Mauricio Macri nada más llegar al poder. Pero ese idilio inicial de Macri con los sindicalistas se ha roto. Los sindicatos peronistas, históricamente fraccionados seunierono temporalmente para hacer una exhibición de fuerza en una gran manifestaciónen contra dea Macri por los despidos detrabajadoress públicos.000- por el aniquilamiento de uso que se está comenzando a producir en la área privada. Buenos Aires ha quedado completamente colapsada con sindicalistas llegados de todas las provincias.

Esta batalla de poder entre el Gobierno y los sindicatos peronistas termina de comenzar. No se animaron a hacer una huelga, que podría fracasar porque hay mucha separación sindical y porque el presidente Macri solo lleva cuatro meses en el poder y aún mantiene un enorme caudal de voto de confianza popular. Pero los sindicatos y la oposición percibieron que el humor social comienza a modificar, y por eso prepararon esta exhibición de fuerza que más que una declaración de guerra supone un aviso. Mientras en el Senado se aprobaba una ley antidespidos, que los prohibiría durante seis meses. Todo coordinado. Y pensado también para hacerse con el control de la oposición a Macri y no dejarle todo ese espacio a Cristina Fernández de Kirchner, que estaba comenzando a pelear para ser la jefa del reclamo.

Este es un programa de desarrollo social, productivo y de infraestructura que rige en las provincias de Salta, Jujuy, Tucumán, La Rioja, Catamarca, Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa y Santiago del Estero.

Macri tiene detrás una losa muy relevante. Ningún presidente no peronista ha conseguido terminar su mandato desde que se recuperó la democracia en 1983. El radical Raúl Alfonsín padeció 17 huelgas generales y terminó anticipando las elecciones y dando paso al peronista Carlos Menem en 1989. Fernando de la Rúa también padeció el acoso de los sindicatos peronistas y terminó saliendo en helicóptero de la Casa Rosada en diciembre de 2001. Macri está persuadido de que él es diferente. Y hasta hace poco parecía intocable. Hace solo un mes ha recibido a Barack Obama, había conseguido el consentimiento en el Congreso del compromiso de los fondos buitre, y el mundo le aplaudía. Ahora el sindicalismo, una de sus principales preocupaciones, trata de debilitarle.

Raúl Ricardo Alfonsín ha sido un abogado, político, estadista y promotor de los derechos humanos argentino.

Fernando de la Rúa es un abogado y político argentino de la Unión Cívica Radical, que ha sido presidente de Argentina, asumiendo por la Alianza el 10 de diciembre de 1999, ocurriendo al segundo gobierno de Carlos Menem.

La mayoría de los analistas asume que ni Macri estaba en el cielo hace un mes ni ahora en el infierno. La situación argentina oscila mucho pero con una línea de persistencia: si Macri consigue arreglar las dificultades económicas, frenar la inflación, atraer inversiones, si se ve con algo de distancia y crear uso, los sindicatos se rendirán a su poder. Agravados por la situación de Brasil, los sindicatos le van a atacar cada vez más duro, si las dificultades económicas perduran. Es la lógica con la que se ha movido siempre el poder en Argentina, donde nadie sabe cuanto pueden durar los gobiernos.

Todo en la marcha remite a esa larga tradición de pelea en la calle. Desde el clásico olor a choripán y los bombos de toda concentración peronista, hasta el escenario, muy medido: a un lado, las letras de la CGT, el gran sindicato, con la fotografía del general Perón. A otro, las letras de la CTA, que 70 años después del primer triunfo electoral del peronismo este desplazamiento, ahora fuera del poder, continúa reivindicando su fuerza, otro de los grandes. Pero como siempre está divivido, y esa es la clave para que Macri haya podido ganar y pueda gobernar. Las durísimas guerras internas del peronismo tienen una larga historia de violencia. Se mató a José Ignacio Rucci el líder de la CGT en 1973, , en plena calle por Montoneros. Ahora las separaciones no llegan tan lejos pero perduran, por eso es tan significativo que todos se hayan unido en contra de Macri.

Comunicaba a Macri, mientras los sindicalistas exhibían su poder y Moyano. Primero les ha mostrado estima: “todo el mundo tiene derecho a expresarse”. Pero sobre todo les solicitó ayuda. “Tenemos la misma agenda. Todos los días trabajamos para descender la inflación y recobrar el uso”, ha insistido. Los sindicatos aseguran que se han rompido más de 100.000 usos desde el cambio de Gobierno.

El Ejecutivo insiste en que no hay ninguna crisis especial y Argentina está más o menos como el año pasado: sin creación de uso pero sin aniquilamiento significativo. Una vez más la guerra de cifras es total. Pero hay algo que sí es objetivo: si Macri pierde de nuevo la votación en la Cámara de Diputados, esto es un aviso y se observa obligado a vetar la ley antidespidos, según avanzaba en las calles Pablo Moyano, hijo del líder de los camioneros y heredero en ese puesto casi vitalicio, lo que hoy son reclamos pueden comenzar a ser huelgas. Los gobiernos pasan en Argentina, los sindicalistas y sus familias quedan.

El jefe de Estado agregó: “También queremos prolongar estos beneficios para que se cumpla la ley de minusvalía en términos de que se le ofrezcan las ocasiones de empleo”.

Sentiment score: NEUTRAL

Countries: Argentina

Cities: Buenos Aires

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Los sindicatos argentinos muestran su poder con una marcha masiva en contra de Macri
>>>>>Macri intenta generar más empleos – (Nuevo Herald)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 Mauricio Macri 154 80 PERSON 23 él (referent: Macri): 1, Mauricio_Macri: 1, (tacit) él/ella (referent: Macri): 12, Macri: 8, el presidente Macri solo: 1
2 sindicatos 0 85 NONE 6 los sindicatos peronistas: 1, Los sindicatos: 1, Los sindicatos peronistas históricamente divididos: 1, los sindicatos: 3
3 Fernando de la Rúa 0 0 PERSON 6 Fernando_de_la_Rúa: 2, (tacit) él/ella (referent: Fernando_de_la_Rúa): 4
4 algo 80 0 NONE 4 algo: 4
5 Argentina 0 0 PLACE 4 Argentina: 3, Argentina de el resto de Latinoamérica: 1
6 poder 0 0 NONE 4 su poder: 1, el poder: 3
7 Raúl Alfonsín 0 0 PERSON 3 Raúl_Ricardo_Alfonsín: 1, El radical Raúl_Alfonsín: 1, (tacit) él/ella (referent: El radical Raúl_Alfonsín): 1
8 esto 0 0 NONE 3 (tacit) esto: 2, esto: 1
9 nosotros/nosotras 0 0 NONE 3 (tacit) nosotros/nosotras: 3
10 todo 0 0 NONE 3 todo: 1, Todo: 1, Todo coordinado: 1