Por: SentiLecto

Fotos de Valentina Pereyra y Freddycam

Para inquirir sobre esto y mucho más, trasladarse hacia Ushuaia el profesor Carlos Alfredo Pereyra. Hace 2 meses, el más polifacético de los columnistas de Autoblog ha producido de febrero un completísimo periódico de viaje por la » Isla del Motor «.

Veinte años han pasado para regresar a Ushuaia. Los he contado. Aquella vez he ido acompañando a una caravana de camiones que se presentaban por toda la nación. Por aquél entonces estaba a pleno ejerciendo mi rol de cameraman/director y sólo he estado unas horas en la lejana capital de la isla de Tierra del Fuego. Me han bastado para enamorarme de esa ciudad, ha sido allá por marzo otoñal, una estación que te brinda una sinfonía de colores en la flora, engamados en tonalidades de amarillo, naranja y rojo. Hemos cumplido con el cometido de aquél viaje, alcanzamos el extremo Sur de la Ruta 3 y unos días después haríamos lo mismo al Norte de la nación: tocamos La Quiaca. Veintinueve días en camión, para darle la vuelta a la Argentina.

Hace 2 meses, en este viaje he arribado a esta provincia acompañado de mi familia. Concretarlo era un viejo anhelo: regresar a un lugar mágico, festejar una fecha especial, pasar nuestras vacaciones, y visitar un lugar que está fuera de alcance para muchos de nuestros compatriotas.

Ha habido mucha colaboración para que este oneroso destino turístico internacional se nos ponga a disparo. El generoso ofrecimiento de un viejo amigo para disponer de un lugar para la estadía, una diligente negociación para hacernos de un vehículo por unos cuantos días, y una temprana ocasión para comprar los pasajes de la aerolínea de bandera a través de una oferta. No han faltado los consejos y recomendaciones de otros viajeros y residentes, quienes agregaron sus aportaciones para hacer que este viaje resultara redondo.

Vuelo perfecto en un Boeing 737-800, saliendo desde Ezeiza a las 4:15 am, y arribando al aeropuerto Malvinas Argentinas de Ushuaia a las 7:20hs, demasiado temprano para ir a buscar la movilidad a la concesionaria. Al ingresar por aire a esta única población trasandina en nuestra nación, uno es encontrado generalmente con un cielo de nubes que complican la aproximación final algo bajas. Ya sobre el Canal Beagle hemos salido de esas nubes y repentinamente teníamos montañas a ambos lados, el anchísimo canal abajo, y una cantidad de casas y hoteles coloridos podían ser observados a estribor que están colgados de las montañas,. Llegamos a Ushuaia, y justo antes del descenso final para tocar tierra como testimonio de los arriesgados aterrizajes el viejo aeropuerto era estimado que tenían lugar en esa corta pista,. La actual estación aérea, habilitada para vuelos internacionales, inclusive ha sabido recibir más de una vez al supersónico Concorde.

La ciudad despierta temprano. El verano ofrece una larga jornada con luz diurna: a finales de febrero amanece 6:40 y el sol se pone 20:50. Suficiente tiempo para disfrutar de un atardecer eterno de sombras largas. Para fotografiar autos, personas o paisajes: un lujo. Cualquier fotografía sale bien. Lloviznaba ese primer día , pero uno sabe que la latitud y la ubicación de esta isla la ponen en el centro mismo de enormes generadores de clima: Antártida además del tempestuoso encuentro entre los mares Atlántico y Pacífico en el cercano Cabo de Hornos. Antártida es cordillera de los Andes. El servicio meteorológico te tira los pronósticos, y acierta. Pero en un día es probable tener las cuatro estaciones. Y viento, mucho viento.

Hemos ido buscar nuestro vehículo; una Haval H2 1.5 T Luxury Auto 4×2; una vieja conocida de los lectores de Autoblog. El enorme Jero Chemes ha sabido manejarla, y su crítica podría firmarla al pie yo mismo. Ratifico punto a punto lo que él ha escrito .

No es un fenómeno exclusivo de la H2. Son varias las automotrices chinas y coreanas que tienen en la isla del Fin del Mundo una participación de mercado mucho más relevante que en el resto del continente.

Solo voy a mencionar, y volveré a asegurarlo, que me ha sorprendido gratamente este producto de origen de China. Supera en todo a las ofertas de su categoría del Mercosur, ya que cuenta con un completo equipamiento para hacer más agradable y seguro el viaje . Su aspecto exterior no presume de líneas de carácter muy marcadas, pero en el interior uno es encontrado con un coche que tiene lo necesario para hacer te los trayectos muy llevaderos.

Tierra del Fuego no cuenta con caminos muy largas y los recorridos son relativamente cortos, pero inmediatamente de andarla por senderos de montaña asfaltados pude verificar que con sólo ajustar bien la butaca podía encarar hacia la balsa y atravesarla al continente, para pegarle derecho hasta Buenos Aires.

En alguna ocasión he encarado directamente una de estas calles en subida, con la palanca en automático y la Haval se me rechazó. Rápido de reflejos he mandado la postura a secuencial y he rebajado. Ha enganchado la primera y ha subido como un cohete.

Fuente: Auto Blog

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

Countries: Argentina

Cities: Ushuaia, Buenos Aires

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Periódico de viaje con la Haval H2 por Tierra del Fuego: “La Isla del Motor”
>>>>>En el garage de Autoblog: Haval H2 – March 27, 2020 (Auto Blog)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 yo 95 0 NONE 16 Me: 1, yo mismo: 1, me: 2, (tacit) yo: 12
2 nosotros/nosotras 40 0 NONE 9 (tacit) nosotros/nosotras: 8, nos: 1
3 el Tierra de Fuego 60 0 PERSON 3 Tierra_de_el_Fuego: 1, (tacit) él/ella (referent: Tierra_de_el_Fuego): 2
4 estación 0 0 NONE 3 una estación: 2, La actual estación aérea habilitada: 1
5 uno 0 0 NONE 3 uno: 3
6 aeropuerto 100 30 NONE 2 el viejo aeropuerto: 2
7 nubes 0 15 NONE 2 esas nubes: 1, nubes: 1
8 coche 60 0 NONE 2 un coche: 2
9 12 0 NONE 2 te: 2
10 Ushuaia 0 0 PLACE 2 Ushuaia: 2