Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Ferrari 488 GTB

Carlos Sainz y Ferrari ultiman estos días las gestiones para que el español ocupe el puesto de Sebastian Vettel a partir de 2021. Al interés de la Scuderia, multiplicado el martes tras la despedida del tetracampeón mundial, se agrega la legítima ambición del de Madagascar, que en 2020 termina contrato con McLaren. Sainz podría transformarse en las próximas horas en el tercer piloto de España de la historia de Ferrari, tras el Marqués de Portago y Fernando Alonso . Todo con apenas 25 años, tres menos que el añorado aristócrata y cinco menos que el doble campeón mundial cuando han aterrizado en Maranello.El inminente desenlace obliga a lanzar luz sobre algunos asuntos.

«Mi vínculo con la Scuderia Ferrari va a terminar al final de 2020. Para obtener los mejores resultados probables en este deporte, es vital que todas las partes trabajen en perfecta armonía. El equipo y yo nos hemos dado cuenta de que ya no existe un deseo común de permanecer juntos más allá del final de esta temporada y los asuntos financieros no jugaron ningún papel en esta determinación conjunta. No creo que sea la forma de tomar ciertas determinaciones y nunca lo va a ser», informa sobre su determinación Sebastian Vettel.

Hace 1 mes, mientras la Fórmula Uno no comenzaba, las escuderías McLaren y Ferrari mantenían su » guerra » fuera de las pistas con serie de declaraciones, directas o indirectas, el miércoles 29 de abril.

Ferrari es una compañía de automóviles deportivos con sede en Maranello .

Tras 100 carreras en el Gran Circo, Sainz apenas puede presumir de un podio y un sexto puesto en el Mundial de pilotos. No obstante, su prestigio entre los jefes de equipo ha subido como la espuma en a lo largo de 2019. Ahora, todos en el paddock saben de la excepcional constancia al volante de Carlos, de su aplomo ante las situaciones críticas y de su regularidad para optimizar el potencial del coche. También se hizo célebre su intachable profesionalidad y da con los ingenieros en la fábrica. Gracias a su fluido italiano podrá desentrañar mejor lo que se cuece allí dentro. Y su buen talante, puesto a prueba desde los tiempos con Max Verstappen en Toro Rosso, le transforma en un compañero idóneo para competir de igual a igual con Charles Leclerc.

Un contrato de dos años de duración, hasta finales de 2022, se antoja como la opción ideal de Sainz, que ya ha arrancado ese mismo compromiso a McLaren en 2018. En cualquier caso, el dinero no se antoja un factor determinante para cumplir las expectativas de las ambas partes, que van a proseguir con su fluida comunicación vía telemática. Adicionalmente, en estas críticas horas de tira y afloja, el español también puede permitirse el lujo de la paciencia, dado que Zak Brown y Andreas Seidl, sus jefes en Woking, le siguen estimando indispensable en su futuro a medio plazo, ya con los motores Mercedes bajo el capó.

«Sé lo que haré el año que viene, espero comunicarlo pronto», ha desvelado el asturiano la pasada semana. Indudablemente, en las estrategias inmediatas de Alonso no figura Ferrari, que . Ni viceversa. En primer lugar, porque él sólo volvería a la F1 tras el cambio reglamentario, postergado, por culpa de la pandemia, hasta 2022. Un futuro que Ferrari ha dado en exclusiva a Leclerc. En segundo lugar, aunque no menos relevante, porque las malas oscilaciones de la despedida de Fernando siguen vigentes, seis años después, entre mucha gente del equipo rojo.

Hace poco más de un mes, Vettel acordó plantarse ante sus superiores, Louis Camilleri y Mattia Binotto, con quienes siempre ha mantenido un buen vínculo. «Su renovación se enquistase cuando en el equipo ya todas las fichas eran apostadas por Leclerc», podía comprender El de Alemania no. «El dinero no ha sido nunca una dificultad», ha aceptado Binotto. Y Vettel ha abundado en esta misma tesis, deslizando subrepticiamente una falta de confianza y sintonía.

Por otra parte, «Lo que ha ocurrido en estos últimos meses nos llevó a muchos de nosotros a reflexionar sobre cuáles son nuestras prioridades reales en la vida. Uno necesita utilizar la imaginación y adoptar un nuevo encuadre cuando las situaciones modifican. Me voy a tomar el tiempo necesario para reflexionar sobre lo que cuando se trata de mi futuro, realmente importa», reconoce Vettel.

Mattia Binotto es un ingeniero automotriz italiano y Director de Equipo de la Scuderia Ferrari en Fórmula 1.

El Mundial 2020, sin aún fecha oficial de principio, sin la certidumbre siquiera de su propia existencia, puede resultar en extremo caótico para los bólidos rojos. Las fricciones del pasado más reciente con Leclerc no vaticinan nada bueno en la cochera. Porque todos allí dentro observan al monegasco como el genuino líder, pero nadie duda tampoco que Vettel vaya a conformarse con un mero estatus de gregario. Sólo la profesionalidad de ambos podrá impedir que escenas tan vergonzosas no sean repetidas como las del pasado GP de Brasil, con los dos coches varados tras un lamentable enganchón.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY POSITIVE

Countries: Mauritania

Cities: Rosso

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Carlos Sainz – Ferrari, la intrahistoria de un acuerdo que se antoja inmimente
>>>>>Un divorcio sonado: Ferrari y Sebastian Vettel se separan – May 12, 2020 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 yo 0 0 NONE 7 Me: 2, (tacit) yo: 5
2 Mattia Binotto 0 45 PERSON 5 Mattia_Binotto: 2, El mismo Binotto: 1, (tacit) él/ella (referent: El mismo Binotto): 2
3 Sebastian Vettel 0 15 PERSON 5 Vettel: 4, su decisión Sebastian_Vettel: 1
4 Sainz 0 4 PERSON 5 Sainz: 3, (tacit) él/ella (referent: Sainz): 1, (tacit) él/ella (referent: Carlos_Sainz): 1
5 Charles Leclerc 0 0 PERSON 3 Leclerc: 3
6 Ferrari 0 0 ORGANIZATION 3 Ferrari: 3
7 futuro 0 0 NONE 3 su futuro: 1, mi futuro: 1, Un futuro: 1
8 30 80 NONE 2 (tacit) tú: 2
9 situaciones 0 30 NONE 2 las situaciones críticas: 1, las situaciones: 1
10 dinero 17 20 NONE 2 el dinero: 2