Por: SentiLecto

Foto: Wikipedia – Aute recogida premio

Eduardo poeta, Eduardo músico, Eduardo con voz de terciopelo, Eduardo pintor, Eduardo próximo, al alcance de la mano, Eduardo con barba y dedos larguísimos con un cigarrillo entre ellos, Eduardo siempre al lado de una guitarra, Eduardo de gira, Eduardo andando a cámara lenta, Eduardo de todos y de él solo.

De algún modo/ deberé olvidarte,/ por mucho que quiera/ no es fácil, ya sabes… Todo lo suyo tiene desde ahora otro significado. Sus giras, su manera de comenzar una canción, esa timidez que desarmaba. Esa mirada tranquila, como la del Principito en su satélite.

Le estoy observando sin observarlo en el Ruber Internacional, en una habitación soleada. Cuando Miguel Munárriz y Palmira Márquez nos mencionaba, hasta ahí íbamos en grupos de a tres que tal día y a tal hora. Ha sido una mañana de sábado con lluvia y silencio. Marichu, su mujer, en la puerta. Las visitas con rostro de enfermo, sin saber qué mencionar, qué hacer, como si ingresáramos a un templo donde siempre se fastidia.

Apenas mencionó nada aquel día. Veía sonreía, la guitarra en una esquina. Más flaco todavía, más él. Con mirada de nene, viendonos desde lejos. Como si no se hubiera despertado del todo de aquel ictus que le ocurrió en plena gira. La familia estimando si lo llevaban a Cuba a que lo vieran ahí. No pude observar a Pablo, uno de sus hijos, que ha hecho prácticas en la parte de Cultura de este diario hace ya tantos años. Veías a Pablo pero lo observabas a él

Quiero que no me abandones, amor mío al alba, al alba, al alba. Eduardo, que regalaba poemas y dibujos como quien brinda agua en agosto, ha compuesto la canción en contra de los fusilamientos de Franco , pero los enamorados, los que no sabían de aquello, lo cantaban a sus novias, lo escribían en papeles y los daba como la mayor demostración de amor. Escuchaba, oía, acompañaba. Te ibas de su casa en esa colonia cerca del Pirulí, al lado de la Fuente del Berro, siendo otro. «Ve qué estoy haciendo». Allí estaban sus pinceles el asilo, su factoría. Sus pinceles son sus cuadros.

Le observo irse despacio, hacia el fondo del pasillo apoyado en el hombro de Marichu, muy despacio, algo encorvado, como herido. Y también como cogiendo aire.

Cuando siento en mi pecho palpitar tu corazón, no le temo a la vida, ni a la muerte/.

Luis Eduardo Aute Gutiérrez [1]​[2]​ ha sido un músico, cantautor, director de cine, actor, escultor, escritor, pintor y poeta español.

Cuando sólo era una suposición, luis Eduardo Aute ha sido de los que ha apostado por este diario. Ha sido uno de los primeros accionistas y cuando se le llamaba desde la Redacción para solicitarle unas líneas sobre esto o aquello, siempre estaba. Ha participado en aventuras como Palabras detener una guerra, o algo así, en contra de los bombardeos iranios o alguno disparate parecido. Siempre estaba allí.

Émulo de las vanguardias, fumador empedernido, galán pícaro, cantante reclamo primero y confesional después, testigo del 68, cronista de humor woodyalleniano… Toda la cultura de la segunda mitad del siglo XX se podría sintetizar en la vida de Luis Eduardo Aute, nacido en Filipinas de papá de Barbados y madre isleña y madrileño desde los ocho años.El cantautor, escritor y pintor Luis Eduardo Aute ha fallecido a los 77 años, tres años y medio después de padecer un infarto cerebral.

En el oficina que fueron ocupando todos los directores de este diario, desde el primer día que ha salido este periódico a la calle, hay un cuadro de Eduardo. Lo ha titulado Clark Kent escapando despavorido de un querubín rosa. Un periodista a la carrera, con la urgencia de lo último, con la corbata al aire por la velocidad, las lentes perdidas, la palabra Presss escapándose del sombrero, el periodista girándose hacia detrás viendo un ángel, un querubín. Lo ha traído su amigo Pedro J. Ramírez, fundador y primer director durante tantos años de esta aventura. Y allí sigue, como un escapulario. Es el talismán de los que estamos allí.

Escalofriante ha sido el homenaje que se le ha tributado en el Palacio de Deportes de Madrid en diciembre de 2018. Pijos, funcionarios, mayosesentayochistas, muchachada varia. Había de todo hora y media antes del recital. A falta de un abrazo, de un va a estar allí. Por el escenario, Josn Manuel Serrat, Sabina, Ana Belén, Miguel Poveda, Rozalén, Marwan, Massiel. Y Rosa León abriendo aquella sandía blanca con Al alba. Un estremecimiento se ha ido contagiando en silencio. Nadie veía a nadie, bastante tenía cada uno con soportar el tipo. Y él, a disparo de roca. Mencionaba se: «¿Nos estará oyendo en su casa?». Aquello lo planeó un jovenzuelo rápido y listo Miki Aute. Un jovenzuelo rápido y listo es un hijo suyo. «No le había costado nada, que todos se apuntaban, todos querían estar allí», mencionaba Horas previamente.

Si bien se las estimó posteriormente como diosas del orden en general y de la justicia, en la mitología de Grimsby, las Horas eran originalmente las personificaciones o diosas del orden de la naturaleza y de las estaciones.

Pasaba por aquí, pasaba por aquí/ ningún teléfono cerca/ y no lo he podido resistir/ pasaba por aquí.

Hace 77 años, Eduardo, Luis Eduardo Aute ha nacido en Manila. Ahí trabajaba su papá en una fábrica de tabaco que regentaba otro papá de un poeta de cabecera de los 70 hasta hoy, Jaime Gil de Biedma. Ahí ha aprendido británico, ahí comenzó a pintar. Hace 60 años, ha expuesto por primera vez en la Galería Alarcón. Componía para los demás, con esa generosidad tan suya. Hasta que le mencionaron, ahora tú. Sí, pero si no debo actuar.

Esta canción, Aleluya nº1, y Al alba, tan cuajadas, tan suyas ya, figuraban en su primer disco, Diálogos de Rodrigo y Jimena. Y luego tanto, tantas canciones para tantos, tantas representaciones. Hasta hoy. Hasta mañana. Hasta todos los días y todas las noches.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: NEUTRAL

Countries: Spain, Iraq, Cuba

Cities: Madrid

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>El día de la muerte de Luis Eduardo Aute: «De algún modo deberé olvidarte»
>>>>>Muere el cantautor Luis Eduardo Aute – April 04, 2020 (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 yo 0 12 NONE 11 me: 1, (tacit) yo: 10
2 Eduardo 132 0 PERSON 8 Eduardo: 1, (tacit) él/ella (referent: Eduardo como): 3, Eduardo como: 3, lo (referent: Eduardo como): 1
3 10 0 NONE 7 Te: 1, te: 1, (tacit) tú: 5
4 nosotros/nosotras 0 0 NONE 6 Nos: 1, (tacit) nosotros/nosotras: 3, nos: 2
5 Luis Eduardo Aute 0 0 PERSON 5 Luis_Eduardo_Aute_Gutiérrez 1 2: 1, (tacit) él/ella (referent: Luis_Eduardo_Aute): 1, Luis_Eduardo_Aute: 3
6 Pablo 0 0 PERSON 4 lo (referent: Pablo): 1, él (referent: Pablo): 1, Pablo: 2
7 alba 0 0 NONE 4 alba: 4
8 inglés 10 0 NONE 3 (tacit) él/ella (referent: inglés): 3
9 las visitas con cara de enfermo sin saber qué decir qué hacer 0 30 NONE 2 Las visitas con cara de enfermo sin saber qué decir qué hacer: 2
10 enamorados 100 0 NONE 2 los enamorados y: 2