Por: SentiLecto

La reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana ha logrado poner de acuerdo a todos los sindicatos policiales hundiendolos en un reclamo en Madrid, el próximo día 27 de noviembre, y que aventuran como histórica. Intentan sacar a la calle a 100.000 agentes para ajustarle las cuentas al Gobierno en una batalla que también destila cierto despecho al sentir que no se les ha tenido en cuenta en la gestión de la nueva ley, en unas diligencias que califican «vitales» para su trabajo.

Con la percepción principal de quedar despojados de su autoridad, los cambios en la normativa han logrado una unidad de acción, inaudita hasta el momento, entre todos los representantes de policías y guardias civiles, que previenen de que esta fusión es el principio de otras acciones en contra del Ejecutivo de Pedro Sánchez en caso de que la reforma no sea derogada.

Las principales organizaciones sindicales estiman: «Esta alteración de la conocida como Ley Mordaza dinamita la potestad de los agentes en la medida en que, por ejemplo, les limita buena parte de su material de trabajo comprometiendo así, insisten, «su capacidad de reacción»». También abundan en que «traba» el trabajo policial.

También aguardan a la propuesta final sobre las conocidas como devoluciones en caliente de inmigrantes, que van a quedar reguladas tan sólo en la ley de extranjería. Las enmiendas de PSOE y Unidas Podemos limitan, adicionalmente, los cacheos que conllevan la desnudez de la persona detenida, entre otros aspectos como relacionar la cuantía de la multa con la capacidad económica de la persona sancionada.

Tras el intento inicial de constituirse en dos bloques distinguidos con distintas agendas de reclamos, finalmente este lunes los sindicatos acordaron converger bajo un mismo arco y empezaron a sentar las bases de la macromanifestación que proyectan para dentro de dos semanas. El portavoz del sindicato policial Jupol, mayoritario en el Consejo de la Policía alerta: «Nos mandarán a la guerra sin los medios adecuados y adicionalmente el Gobierno, que no nos puede dejar vendidos en las intervenciones en las calles, nos aboca ala confrontación cuerpo a cuerpo». , y no sólo hablamos del orden público, sino también en las identificaciones, por ejemplo», agrega.

«Sin incertidumbre -prosigue- es un atropello a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y por eso hemos mencionado basta. La unión es aplastante porque ante esto algo tenemos que mencionar», agrega. Aparte de limitar el empleo de material de los antidisturbios, los cambios -indican- pasan por no castigar el reparto de imágenes de los agentes que son grabadas por terceros, la celebración de manifestaciones espontáneas sin comunicación previa o la disminución de las multas relacionadas con sucesos violentos en función de las entradas del infractor.

Por otra parte, de esta forma, recelan de la probable alternativa a la restricción del empleo de balones de goma como material antidisturbio o a que los agentes se conviertan en «taxistas» con los presos, al reducirse de seis a dos horas el tiempo de detención sin justificación, con una alusión a que al arrestado tendría que devolverlo al lugar en el que fue detenido.

La alteración de la regla ve, asimismo, que los policías deban devolver en menos de dos horas al punto inicial a un ciudadano al que llevaron a comisaría por carecer de identificación.

Con respecto a que en los cacheos no se pueda dejar a la vista «parte del cuerpo», estima que «causará en un momento dado que manifestantes violentos puedan portar algún tipo de arma y no ser detectada a tiempo por las Fuerzas de Seguridad».

Hace 5 días, según insisten los sindicatos, el anuncio de la que se va a transformar en la manifestación policial más multitudinaria de la historia, se ha producido aFernando Grande-Marlaska. Fernando Grande-Marlaska es l término de la reunión que Jupol ha mantenido con el ministro del Interior. El encuentro ha resultado estéril con respecto al fondo porque, que el pacto y el ambiente habían sido «agradable y distendido», sus representantes previnieron desde el comienzo la imposibilidad de compromiso por parte del ministro, aunque el sindicato ha reconocido.

La CEP, otro de los sindicatos más arraigados de la Policía, comunicó que declinaba asistir al encuentro con Grande-Marlaska en señal de rechazo por la tramitación de las enmiendas «a espaldas» de los policía. La reunión -que se enmarcaba en la ronda de contactos informales con todos los sindicatos representativos, recobrando la agenda interrumpida a causa de la pandemia del Covid-19- ha sellado el frente común integrado por policías nacionales, locales, autonómicos y guardias civiles en contra de la determinación del Gobierno de ejecutar la reforma.

La contestación a la determinación de unirse y de «tomar» Madrid el día 27 fue «apabullante» entre los agentes de toda la nación. La capital va a recibir, según los cómputos de los sindicatos local, autonómico y de la Guardia Civil. Los cómputos de los sindicatos son buses de todas las provincias de España con agentes de la Policía Nacional.

«Éste, sin incertidumbre, es sólo el comienzo de una verdadera unidad frente a la reforma que se plantea. Nos jugamos mucho, pero no sólo nosotros como agentes, sino también el ciudadano, porque a la larga esto también va a influenciar en los ciudadanos y en su seguridad», precisa otro de los representantes sindicales consultados por este diario.

«Busca limitarnos ante los violentos, reducir nuestra operatividad para poder calmar la violencia en las calles y poner el foco delictivo en los policías y guardias civiles en lugar de en los criminales y los violentos», resaltan desde Jupol.

Desde este sindicato también la criminalización es afeada que a su parecer se está haciendo desde varias áreas del Gobierno de España, citando la creación de la Oficina Nacional de Garantías de los Derechos Humanos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado,» un agravio al trabajo encomiable» de los agentes.

Aarón Rivero se ha mostrado especialmente duro con la reforma. Aarón Rivero es el secretario general de Jupol. «Es un ataque frontal a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la eliminación por completo del comienzo de autoridad que tiene que regir en los cuerpos policiales de cualquier estado democrático».

Los sindicatos de la Policía y los grupos del Instituto Armado repiten que las movilizaciones y los reclamos seguirán hasta que no logren la derogación de la reforma de la normativa.

Fuente: El Mundo

Sentiment score: SLIGHTLY NEGATIVE

Countries: Spain

Cities: Madrid

La historia de esta noticia a partir de noticias previas:
>Las organizaciones policiales y de guardias civiles se unen para sacar a la calle a 100.000 agentes en contra del Gobierno por la reforma de la Ley Mordaza
>>>>>Policías y guardias civiles convocan protestas sin un frente común por la reforma de la Ley Mordaza que les «desprotege» – November 14, 2021 (EntretenimientoBit)
>>>>>>>>>Podemos pide en sus enmiendas a la Ley Mordaza que la tenencia de drogas en la vía pública sea falta leve – (El Mundo)

Entidades mas mencionadas en la noticia:

Id Entity Positive Negative Named-Entity Total occurrences Occurrences (appearances)
1 nosotros/nosotras 0 0 NONE 8 nos: 2, (tacit) nosotros/nosotras: 4, Nos: 2
2 reforma 0 0 NONE 4 la reforma: 4
3 sindicatos 0 0 NONE 4 todos los sindicatos representativos: 1, los sindicatos: 3
4 Jupol 0 15 PERSON 3 Jupol: 3
5 cacheos 0 0 NONE 3 los cacheos: 3
6 criminalización 0 36 NONE 2 la criminalización: 2
7 duda 0 30 NONE 2 duda: 2
8 el Gobierno 60 0 PERSON 2 el Gobierno: 2
9 Madrid 30 0 PLACE 2 Madrid: 2
10 Guardia 0 0 PERSON 2 (tacit) él/ella (referent: la Guardia_Civil): 1, la Guardia_Civil: 1