Biden y una pequeña banda de republicanos disidentes