e insulto de el Ejecutivo central