El Gobierno reflejo de la madurez democrática de la ciudadanía chilena y de la fortaleza y solidez de sus instituciones