el insistente equipo suizo pero el gol de Elia