La capacidad de España para seguir en la vanguardia europea y mundial como país fabricante de vehículos y componentes