la solidaridad de la ONU con el Gobierno y la población